ContratosContrato de alquiler de vivienda por temporada para estudiantes o trabajadores

Una de las modalidades más solicitadas de alquileres de viviendas es precisamente la modalidad de viviendas temporales o por temporadas. Existe una regulación al respecto que debe contemplar un contrato de alquiler de vivienda por temporada para distintos ámbitos, ya sea para vacacional, trabajar, estudiar, etc.

Dicha regulación reposa en la Ley de Arrendamientos Urbanos, allí se especifica todo lo concerniente a las cláusulas, datos y la consideración ante la ley de esta modalidad de alquiler de un inmueble.

El alquiler de una vivienda por temporadas no se rige por la misma normativa respecto de los alquileres de viviendas por tiempo indefinido, en donde una persona establece un domicilio fijo. Por ejemplo, incluso ni la fianza ni el contrato se hacen de forma idéntica.

Diferencias entre alquiler de vivienda por tiempo indefinido y vivienda por temporada

La realidad es que existe una cantidad de detalles que debes conocer, lo podrás hacer con esta breve pero útil y precisa información.

Lo principal es saber que ante la ley, específicamente la Ley de Arrendamiento Urbano, los alquileres de inmuebles están categorizados en arrendamiento para uso de vivienda y arrendamiento para uso distinto al de vivienda.

En este caso se da la particularidad que, ante la ley, el alquiler de un inmueble por temporada está considerado como un arrendamiento para uso distinto al de vivienda y este simple hecho cambia en gran medida la concepción que cualquiera podría tener a la hora de optar por este modelo de alquiler.

A partir de dicha consideración ante la ley, las características del contrato de alquiler tendrán ciertas diferencias, que por definición son las mismas que rigen los contratos de arrendamiento de local de negocio.

Un contrato de arrendamiento de vivienda por temporada puede llevarse a cabo tanto de forma verbal como de forma escrita. Esto es debido a que específicamente en el título III del artículo 4.3 de la LAU, en el mismo ni se hace prohibición alguna acerca de llegar a acuerdos verbales entre las partes interesadas en el arrendamiento de la vivienda por temporada en cuestión.

Sin embargo, de igual forma más adelante podrás conseguir un modelo de contrato editable para descargar e imprimir.

Duración del contrato de arrendamiento de vivienda por temporada

Además de lo anteriormente mencionado, la mayoría de puntos clave cuentan con la libertad de ser escogidos mediante consenso entre las partes interesadas.

En caso de no fijarse los parámetros más básicos de forma consensuada, las partes pueden recurrir a lo estipulado en la LAU y, en su defecto de forma supletoria, a lo establecido en el Código Civil.

Para definir el tiempo de duración de un contrato de arrendamiento de estas características no se tendrá en cuenta el tiempo mínimo de duración de un contrato de alquiler de vivienda no temporal, el cual tiene un límite de duración de 3 años. Esto según lo que puede extraerse del artículo 9 de la LAU.

La renta en un arrendamiento de vivienda por temporada

Al igual que en el caso de los alquileres de local de negocio, tanto el monto, la fecha de pago y cualquier otro detalle en referencia al pago de la renta por parte del arrendatario quedará fijado mediante mutuo acuerdo entre las partes.

Sin embargo, según lo establecido en la ley, el arrendatario estará en la obligación de pagar el alquiler durante los primeros siete días de cada mes. Además, el impago de dicha renta anula la extensión del propio contrato.

Por otra parte, entre las obligaciones del arrendador figura el deber de entregar al inquilino un recibo de pago en el que se haga constar el pago completo y a tiempo por parte de este. Cualquier falta o negación por parte del arrendador para entregar un recibo o documento que de fe del cumplimiento del pago de la renta se traducirá en la responsabilidad que recaerá sobre el arrendador de correr con los gastos que tuviera el arrendatario para suministrar el recibo de pago por su cuenta.

El importe total de la renta lo fijan ambas partes mediante acuerdo y con total libertad, así como las modificaciones que pudieran establecerse. Por esa razón debe quedar correctamente estipulado en la cláusula que corresponda dentro del contrato.

La fianza

Al igual que con los contratos de arrendamiento de viviendas, un alquiler de vivienda por temporada requiere que se fije el pago de una fianza para acceder al inicio del alquiler del inmueble.

Cabe destacar que el pago de una fianza se debe a que el arrendador tiene derecho a contar con una garantía al entregar el inmueble y el mobiliario dentro de este. Se trata de una garantía que cubre cualquier daño o deterioro que pudiera producirse por consecuencia del mal uso o negligencia de quienes habitarán el lugar.

En el caso específico de arrendamientos para fines que no son de vivienda, la ley establece que la fianza debe ascender a la cantidad de dos cuotas equivalentes a un mes de renta cada una (a diferencia de la única cuota que se exige durante la celebración de un contrato de arrendamiento de vivienda).

Descargar el modelo de contrato de arrendamiento de vivienda por temporada

Como lo prometido es deuda, en este título conseguirás un enlace que te llevará directamente al sitio donde podrás descargar un modelo completo de arrendamiento de vivienda por temporada.

Se trata de un modelo totalmente editable y ajustable a tus necesidades. Aquí el enlace:

contrato alquiler vivienda temporada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

https://equipogestor.com/wp-content/uploads/2020/06/footer-logo-04.png
Conecta con nosotros

©2021 EquipoGestor. Todos los derechos reservados | Términos y condiciones | Cookies | Política de Privacidad